«

»

jul 28 2011

Dila otra vez

Escritor invitado
Steven Furtick es el pastor principal de Elevation Church, una de las iglesias más creativas y de crecimiento más rápido en Estados Unidos. Comenzó con 121 personas y tan sólo cinco años después sus asistentes se cuentan por miles en 6 campus diferentes.Steven es autor de uno de los libros más desafiantes de los últimos tiempos, Sun Stand Still, que luego de presentar al lector el desafío de orar más allá de lo posible creyendo que Dios es sobrenatural, transforma el libro en una serie de recursos para iglesias y cristianos deseosos de ver la obra del Dios de Josué.

Gentilmente accedió a compartir un artículo en este blog, a continuación se halla el texto en Inglés y más adelante, la traducción al español.

Say it again

by Steven Furtick

“And again I say unto you, it is easier for a camel to go through the eye of a needle, than for a rich man to enter into the kingdom of God.”
Matthew 19:24 (KJV)

I find it interesting that Jesus would have to say anything again. You would think that the Son of God wouldn’t have to repeat himself for people to get the message. Once should have been enough.

But throughout the gospels there are instances where Jesus finds the need to say something again, and he then either builds on something he had said before or gives it a slightly different interpretation. It’s the same essential message. Only expanded, clarified, or taught in a new way.

I think Jesus knew something that every leader has to grasp: you can never repeat your vision too much. There isn’t a single leader who has cast their vision enough. No matter how many times you’ve said it, there’s always someone out there who hasn’t gotten it. Or someone who has lost it.

No one can hold onto any vision indefinitely without reinforcement and repetition. It doesn’t matter how compelling it is. Was any vision ever more compelling than the one Jesus laid out? Yet even he found the need to say it again.

And you’re going to need to as well.

People inevitably lose sight of why they’re doing what they’re doing. They get distracted by the practical realities of getting their work done. They lose the enthusiasm they had when the vision was fresh in their minds.

It happened to the disciples who were with Jesus day and night for three years. So it’s definitely going to happen to people you see for only a few hours a day. Or in the case of pastors, only once or twice a week.

This doesn’t mean you simply have to verbally state your vision or mission statement over and over to your people. You can repeat yourself without being repetitive. Find fresh ways to cast the same vision you have been casting for years. Explore new angles from which you can communicate the heartbeat of your church or organization.

You might have an incredible vision that has the potential to ignite passion in people’s souls and move them into action. Be excited about it. Be thankful for it. Never compromise it.

But it isn’t better than Jesus’. If Jesus had to repeat himself, what makes us think we can do anything less?

No matter how compelling your vision is, say it again.

Dila otra vez

Por Steven Furtick

Otra vez les digo que es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja, que para un rico entrar en el reino de Dios.” Mateo 19: 24 (NBLH)

Encuentro interesante el hecho de que Jesús deba decir algo otra vez. Se podría pensar que el Hijo de Dios no tendría que repetir nada para que la gente reciba el mensaje. Una vez debería haber sido suficiente.

Pero, a través de los Evangelios, hay momentos en los que Jesús encuentra la necesidad de decir algo otra vez, y entonces o se basa en algo que ya enseñó antes o le da una interpretación diferente. Es el mismo mensaje sólo que ampliado, clarificado y enseñado de una nueva manera.

Creo que Jesús sabía algo que todo líder necesita entender: no hay manera que que repitas demasiado tu visión. No existe un sólo líder que haya lanzado su visión lo suficiente. No importa cuántas veces lo hayas dicho, siempre habrá alguien por ahí que no la haya captado. O alguien que la haya perdido.

Nadie puede aferrarse indefinidamente a una visión sin refuerzo y repetición. No importa cuan convincente sea. ¿Habrá habido alguna vez una visión más convincente que la que Jesús diseñó? Y aun así, Él sintió la necesidad de decirlo otra vez.

Y tu vas a necesitarlo también.

La gente pierde de vista, de forma inevitable, el porqué de lo que hacen cuando lo hacen. Las personas se distraen por las cosas prácticas de la realidad al tratar de tener hecho su trabajo. Pierden el entusiasmo de cuando tenían fresca la visión en sus mentes.

Les sucedió a los discípulos que anduvieron con Jesús de día y de noche por tres años. Así que definitivamente le sucederá a personas a quienes ves por unas cuantas horas diariamente. Y en el caso de los pastores, hasta dos veces por semana.

Esto no significa que debas declarar tu misión y tu visión, verbalmente, una y otra vez a tu gente. Puedes repetirlas sin ser repetitivo. Encuentra nuevas formas de transmitir la misma visión que vienes transmitiendo hace años. Explora nuevos ángulos desde donde puedas comunicar el sentir del corazón de tu iglesia u organización.

Puede que tengas una visión increíble, con el potencial de encender la pasión en el alma de la gente y llevarlos a la acción. Puedes emocionarte por ello, puedes sentirte agradecido por ello, pero nunca lo des por hecho.

No es mejor que la de Jesús y si Él mismo tuvo que repetirla, ¿por qué deberíamos nosotros hacer menos?

No importa cuan convincente es tu visión, dila otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>