«

»

jul 12 2011

Cosecha lo que sembraste

Escritora invitada
Dana Byers es presidenta y fundadora del ministerio sin fines de lucro BlueDoor.tv, dedicado a entrenar iglesias en todo el mundo, que tengan el llamado de Dios para iniciar ministerios en línea.Dana es una de las pioneras en la expansión internacional de la iglesia en línea de LifeChurch.tv, habiendo formado a los equipos de nuevos ministerios en línea. Desarrolló los lanzamientos de éstos en Europa, Australia, Sudáfrica y ahora en Bolivia. Le encanta entrenar a las personas a llevar a otros a Cristo. Es socia de Jazôn en nuestro nuevo proyecto laiglesia.tv como entrenadora del equipo de Jazôn en línea.

Gentilmente accedió a compartir un artículo en este blog, a continuación se halla el texto en Inglés y más adelante,  la traducción al español.

Reap What You Sow

by Dana Byers

As your church, ministry, or company grow, people can’t help but notice that God’s blessing your efforts.  Naturally, you’ll experience a lull in energy, passion, and desire to continue over time.  That’s when you can review all you’ve sown and ask a few key questions to get back on track.

  1. God, what are my motives?
  2. Lord, have I been sowing your seed or mine?
  3. Where can I serve so that my passion for my purpose in life is restored?

God will answer these questions for you as you earnestly seek Him.  While you’re waiting, I encourage you to look around you to discover areas you might not have seen you’re already reaping.

  • Are there people on your team who have matured spiritually as a result of your work?
  • Is your marriage healthy?
  • Are you exercising and eating well regularly?
  • If you have children, have their attitudes improved over this last season of work?

Just because the pressure is on and it’s a stretching season for your family and your team at work, it does not mean you will necessarily see strife all around.  Two years ago our family were missionaries living in a tiny home in a country where we didn’t speak the language.  We had little money, no jobs, knew very few people in the area, and were far from home.  But God had led us there.

Our passion was (and remains) to help churches share the Gospel online in many languages to reach people who are far from God.  As we emerged from one of the most difficult seasons of our lives, my 6 year old son casually asked me one day if he could record a message on camera to tell people about Jesus.  Imagine how touched I still am to this very day to see that the sacrifice and difficult experiences we had been facing for a few years bore the fruit of evangelism in my son!

God has led you on a specific course in life for many reasons you don’t yet know.  Keep going!  Imagine the fruit that lies ahead for you, your family and your team as you obey Him radically, together.

Galatians 6:7 “Do not be deceived: God cannot be mocked. A man reaps what he sows.” (NIV)

Here is the video of my son reading about the resurrection and miracles Jesus performed at age 6.

Dana

Cosecha lo que sembraste

por Dana Byers

A medida que tu iglesia, ministerio o empresa comienza a crecer, la gente no puede dejar de notar la bendición de Dios en tus esfuerzos. Naturalmente, experimentarás un bajón en tus energías, en tu pasión y en tu deseo de continuar en el tiempo. Aquí es cuando puedes revisar todo lo que has sembrado y preguntarte algunas cuestiones clave para volver a la pista.

  1. Dios, ¿cuáles son mis motivos?
  2. Señor, ¿he estado sembrando tu semilla o la mía?
  3. ¿Dónde puedo servir para que la pasión por mi propósito en la vida se restaure?

Dios responderá a estas preguntas si le buscas de verdad. Mientras esperas, te animo a mirar a tu alrededor para descubrir áreas en las que ya estás cosechando pese a no notarlo.

  • ¿Hay personas en tu equipo que han madurado espiritualmente como resultado de tu trabajo?
  • En cuanto a tu matrimonio, ¿está saludable?
  • ¿Comes bien y haces ejercicio con regularidad?
  • Si tienes hijos, ¿han mejorado tus actitudes hacia ellos en esta última temporada de trabajo?

El hecho de tener presión encima y de que ésta sea una temporada que presiona también a tu familia y tu equipo de trabajo, no significa que veas conflictos por todas partes. Hace dos años mi familia fue misionera viviendo en una casa pequeña en un país donde no hablábamos el idioma. Teníamos poco dinero, estábamos sin trabajo, conocíamos a muy pocas personas en la zona y nos sentíamos muy lejos de casa. Pero Dios nos había llevado allí.

Nuestra pasión era (y sigue siendo) ayudar a otras iglesias a compartir el Evangelio a través del Internet, en diferentes idiomas, para llegar a las personas que están lejos de Dios. Cuando salimos de una de las épocas más difíciles de nuestras vidas, mi hijo de 6 años por casualidad me preguntó un día si podía grabar un mensaje en la cámara para hablarle a la gente sobre Jesús. ¡Imagina cuánto me conmueve, aun hoy, el ver que el sacrificio y  las experiencias difíciles que habíamos tenido que enfrentar durante esos años dio como fruto la evangelización en mi hijo!

Dios te ha llevado por un camino específico en tu vida por muchas razones que aún desconoces. ¡Sigue así! Imagina el fruto que te espera por delante, y no sólo a ti sino también a tu familia y tu equipo, a medida que obedecen radicalmente a Dios, juntos.
Gálatas 6:7 “No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.” (NVI)

Más arriba está el video de mi hijo de 6 años, leyendo acerca de la resurrección y los milagros que Jesús hizo.

Dana

2 comentarios

  1. Esteban Eid

    Gracias por el post, como siempre, en el momento indicado!

  2. Candace

    Excellent post Dana! Clear concise simple questions that are key!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>